Nuestros tips para un verano saludable

Nuestros tips para un verano saludable

El verano es tiempo de sol, de barbacoas, de entrañables reencuentros, de sueños y de descanso. El verano es una época especial que en algunos momentos sentimos que llevamos esperándola todo el año, con el único propósito de desconectar de nuestra rutina, descansar y viajar, e incluso para poner en orden nuestra vida. Pero en ocasiones esta desconexión nos hace olvidarnos de nuestra alimentación, del deporte e incluso puede suponer una pérdida de nuestros hábitos saludables. Por este motivo, desde la editorial queremos recomendaros todo lo contrario, para nosotros el verano es tiempo de salud, una oportunidad para tener nuevos propósitos, retos y hábitos que incorporar en nuestro día a día durante el resto del año.

En esta época no olvides cuidar tu cuerpo y tu mente de diferentes maneras. Te dejamos un listado de cosas, que podemos hacer para sentirnos mejor y poder disfrutar de manera consciente.

Planea salidas al mar o a la montaña que te aporten estar en contacto con la naturaleza, puede ser una oportunidad para pasear por la playa sin zapatos, bañarnos y tomar el sol. Sabemos que el sol puede ser nuestro aliado, que nos aporta la imprescindible vitamina D. Debemos limitar la exposición al sol en los primeros días, dejando que la piel se vaya habituando a los rayos solares, evitar el uso de protectores solares y exponernos prudentemente, cada quien tiene su tolerancia individual, en el momento en que el sol está más fuerte para poder aprovechar sus beneficios. Te aconsejamos la lectura de este post de Eva Muerde la Manzana.

En estas salidas puedes optar por hacer deporte al aire libre e incluso aprovechar para hacer deportes acuáticos. Les recomendamos los beneficios que aporta la práctica de yoga en el agua, ya que este nos brinda una excelente unión de relax, meditación, flexibilidad y concentración. Nosotros os aconsejamos practicar meditación y yoga al aire libre y si todavía no lo practicas el verano es una buena época para empezar.

Nuestra hidratación en estas fechas es muy importante, tanto por dentro como por fuera. Beber abundante agua y líquidos es algo fundamental, son muchas las bebidas que podemos comenzar a preparar y que podremos terminar incorporando a nuestra rutina para cuidar nuestro bienestar intestinal. Podemos preparar bebidas probióticas como el kombucha o el kéfir de agua, y también aguas saborizadas de manera natural, agregando rodajas de limón o naranja o hierbas aromáticas como la albahaca y la menta. En verano la frutas como la sandía, el melón apetecen más, de la misma manera que las ensaladas, los tomates y un vaso de gazpacho, salmorejo o ajo blanco.  Aprovecha estos alimentos de temporada, sus vitaminas y el agua que nos aportan.

También, si te animas puedes crear tu propia huerta. En está época, que tenemos más tiempo, siempre es bueno comenzar con nuevos proyectos que podamos incorporar a nuestra vida y que nos aporten grandes beneficios. (Les regalamos una foto de la huerta de Ana en su terraza en Madrid)

No olvides dormir por el mero placer de hacerlo, no por necesidad. Olvídate de horarios establecidos y de alarmas, respetando de esta manera las fases del sueño de nuestro cuerpo y teniendo un descanso reparador que nos permitirá mantener el buen humor y eliminar el estrés. Aprovecha las vacaciones para escuchar a tu cuerpo y ver cómo descansa mejor.

Cultiva también el alma a través de meditaciones, lecturas, conoce sitios nuevos, disfruta de los que ya conoces de manera consciente y aprovecha para reencontrarte con amigos. El verano puede ser una época de mimos y de cuidados, de disfrute y de descanso todo dependerá de nuestra actitud ante está época y como queremos vivirla.

Nuestra lista de lecturas:

¡Feliz verano!

Lara Romero
lararog@gmail.com

Envíos a España gratuitos, para resto de países, por favor, consultar cada caso. Descartar